domingo, 31 de diciembre de 2017

¡CON MIS MEJORES DESEOS!


Mis estimados amigos/as: no quería acabar el año ni comenzar el nuevo sin dejaros mi más sincera felicitación con mis mejores deseos de felicidad. Que el cielo y la vida colme de paz salud, amor y todo lo bueno del mundo a todos ustedes; que este 2018 sea muy próspero para todos nosotros y para el mundo entero. ¡Chin chin! Brindemos por ello por un mundo más justo más humano.  ¡Aunque sea una utopía! Pues a padazos se está rompiendo.  Mientras unos levantamos la copa y brindamos, muchísimos seres humanos, de hambre, frío y angustia se están muriendo.
Que el nuevo año sea de autentica paz, prosperidad, salud- amor y armonía en abundancia; y la esterminación de todas las guerras del mundo y toda clase de terrorismo incluido la violencia de género!!! ¡Que no es menos terrorismo!  Que está extrujando el corazón de millones de seres humanos en el mundo! Punto y a parte.

Voy recuperando energias perdidas y, creo que pronto estaré en forma para poder dejaros mi huella en vuestros espacios.  Perdón a aquellos que no he podido llegar, lo haré sin duda en cuanto esté bien.    A todos mil gracias, sos geniales.

Después de un silencio no deseado, parece que de nuevo sale el sol titilando a mí alrededor en el ático de la vida lanzando franjas de luz y de amor sobre las laderas del alma.
Una cascada de viento suave se desata y deja un murmullo al amparo de este árbol ya sin hojas, mas antaño relucía como la plata vibrando en el aire como notas de arpa.
Pero es pasado... ¡Sonrío agradecida en medio del recuerdo que llega como un viento tibio acariciando mi piel, mis sentidos. 


 

                                                       UN OASIS EN EL AIRE...

¡Un oasis!... En el aire
a mí descanso llegaba,
 ¡Eran pinos! Y esparcían
 unas gotas de fragancia.
***
De sus ramas cantarinas, 
las melodías volaban
y el aire las atraía
en ecos, hasta mi cama.
***
 ¡Seguí el camino trazado,
 parecía... Ir en volandas¡
  Las alas de un tibio viento,

 a mi rostro acariciaban.
***

El susurro de los pinos
me tenía adormilada
y un estado placentero
me invadía toda el alma.
 ***
  ¿Era el oasis un sueño...
Paseando mi atalaya?
Y todo mi ser llenando
de una sensación alada.
***
Me sorprendió el nuevo día
somnolienta en mi almohada
y el despertador sonando... 
¡¡Las ocho de la mañana!!

 Tanka.

Un mar de sueños
    va acunando mi vida
   vuelo bailando...
* 
 Son los instantes lindos
   que recordando,vengo.
***
31del 12 de 2017.
Marina Filgueira Garcia.
Un puñado de besos para loas amantes de las cosas sencillas.

Ser muy muy felices.

sábado, 18 de noviembre de 2017

EL TREBOL...

Tanka.
El trébol azul
compartiendo mi espacio...
Sagrado tiempo
******* 
 cayendo de la cumbre,
  el me fue acaparando.

¡Hola, mis estimados amigo/as! 
 
Comparto con todos vosotros unos cuantos posos que voy dando por este periplo llamado vida.  
Alguien dijo no recuerdo...No hay futuro sin pasado. En mi caso, presente y futuro, el pasado lo va acaparando.

  Enlazo las tres etapas de la vida ya que de ellas locamente me sigo enamorando... 
¡Aunque los bellos sueños ya no avancen y la llama que ayer ardía su resplandor vaya aflojando, justo es seguir andando.  
Aunque el viento sople fuerte y caigan lluvias "torrenciales"... ¡No, no, no cedo salgo a la calle y sigo adelante con mi viejo chubasquero!  
Aunque alguna vez la carga pese, pese... Y el camino sea árido o cuesta arriba... ¡Si es verdad que cansa! Cansa. ¡Lo sé yo muy bien!, mas no, no abandono en mi empeño soy terriblemente terca 
y no me rindo tan fácilmente
 A pesar de mi aparente fortaleza, a veces también decaigo como cualquier ser viviente; pero me levanto apoyada al pasa manos con mis ganas de vivir la vida que me quede rebosando amor y entusiasmo.   
¡Es preciso levantarse! Seguir el camino sembrando empatía... ¡Y vínculos saludables! Construir y aportar lo mejor de uno mismo. 
Quiero sentirme feliz satisfecha y agradecida mientras voy pisando las hojas secas que al tacto gruñen dolidas bajo mis zapatos, ellas cubren la senda alargada que me va llevando hasta al final de mis días inevitablemente.  
¡Pues así es la vida: nada más que un paseo sin vuelta

Bien amigos, deseo que esta sencilla entrada,
¡Sea de vuestro agrado! 
                                                                    






 Tankas.

 Manso en el aire...
Un verde trébol vuela.
Cae en mi mano.

Y triste llora la hierba-

su pena sin remedio. 
*******
El sol brillando
  en el azul del cielo,
la tierra ahoga.

 Lejos queda la lluvia
dulce, estéril rivera. 
*******

El amor decide...
Es importante comprender y asumir qué, lo que es para siempre, es el instante o instantes, no la persona. 

Deja que el amor decida,
no te apegues aunque duela,
la vida debe ser libre...

No cierres jamás la puerta,
*****

Y cuando el amor decida
borrar del alma tu huella,
¡Deja que sea posible!
 No le amarres una cuerda.

***** 
Cuando el amor ya decida
poner al camino verjas,
a la convivencia impide,
el fluir cariño, entrega.
***** 
Pon en tu rostro sonrisas
en ellas siempre delega,
haciéndolo bien visible
que se perciba belleza.


*****
No pierdas nunca la dicha
de tener el alma llena
de pasiones que reviven
y que la llama renueva. 

 *****





Mi trébol verde,
va a compartir espacios
sagrados, bellos.
****

Deseo que os llevéis de regalo este trébol de la suerte y que os traiga todo lo bueno del mundo.
Marina Filgueira García.
Pontevedra. 
 (Mil gracias a todos/as) por vuestro agrado y por estar estando.           
Un puañado de besos para las gentes que gusten de lo sencillo










 

miércoles, 25 de octubre de 2017

CANTA LA CALANDRIA.

Esta mañana temprano, no sé si duermo
o estoy soñando despierta...
Siento cantar la calandria, esa bella melodía

sobre aquel viejo andamio
que tan mágico resuena y llega con la brisa
fresca como un poema-

a los sentidos del alma.
Ella libre se alza en el aire con muchas ganas de batir sus alas tiernas y lozanas todavía.

¡Pero, oh mi querida calandria de alma inquieta, que ya no puedes!  Que el tiempo pasa sin darte cuenta, que ya no alcanzas que ya no hay fuerzas!  Siempre has volado serena abierta a tus anchas; mas todo tiene su momento de auge y de pausa! Querrías besar la luna, lo sé, pero ya te queda muy lejos. Y no, ya no podrás alcanzarla. Y ¡Lo siento, lo siento si! Allí en lo más hondo de mi entraña.

Así es la vida, van decayendo nuestras alas y uno se queda en el andamio del tiempo evocando 
con nostalgia... Aquellos sueños que al corazón abrazan, dando luz y reflejo a la mente sana, aliento e ilusiones nos brinda nos da sosiego y nos enseña a besar el alma.  Aunque ahora ya no queda brillo en el fondo de mi pozo blanco, donde antaño danzaba la alegría sobre el agua.    


Mientras...

Mientras mis alas domine,
mientras haya fantasías
y todo mi ser se mueva,
habrá también poesías.

No voy a dejar mi espacio,
eterno campo de líneas
donde expreso lo que siento
con metáforas asiduas.

Mientras acudan palabras
que me traigan alegría
de saber que no estoy sola
y que un aliento me guía.

Mientras se despierte el alba,
mis labios rojos sonrían...

El alma busca en el aire,
diáfanos ojos que ansían. 

Un lucero en la distancia 
su luz eterna me brinda,
para seguir escribiendo
sentimientos de mi vida.

Mientras todo tenga un orden
y mi esencia determina...
Iré labrando mis versos
en surcos de tierra fina.


Marina Filgueira García.
24 del 10 de 2017.
Pontevedra.



        Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.
          Mis estim ados amigos/as, gracias mil por vuestra preciada huella. 
Ser muy muy felices.











viernes, 13 de octubre de 2017

MIRANDO AL MAR.


Mirando a la mar serena
en esta quietud tan fluida,
recordaba algún pasaje
    de esos que, ¡Jamás se olvida!
*
 Era una mañana fresca
apenas amanecía...
Me detuve unos instantes,
las suaves olas mecían.
*
    Asoman en la distancia...
unas luces encendidas
lentamente van mis pasos
entre pisadas perdidas.
*
  Volaba un poco al pasado...
Un recuerdo me invadía
y al corazón va premdido,
sin soltarse todavía

llevando amor en el alma
y la música escondida,
     con el arpa entre mis brazos...
  Un gozo eterno en mi vida.

El mar me trae vivencias
azules, que el amor brinda

   son esos puntuales vuelos...
Son quimeras sin medida.







Afloran bellos momentos
tiempos que en el alma brillan
a ellos me aferro, me abrazo,
y mis sentimientos brincan.
 *
Yo quiero llevarle al viento
mi sencilla poesía,
que le llegue a dulces voces
y la canten cada día.

*





Tankas.

De entre las hojas
la luciérnaga llama
al apareo-

*
 con su panza encendida,
vuela en ecos su canto.
***

Llegan al valle
plateando las noches,

blancos luceros
*
echiceros del alma
  que atraen fantasías.
***
12 del 9 de 2017.
Marina Filgueira Gracía.

** PONTEVEDRA**

Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.
Mil gracias por vuetra huellas.
Feliz otoño.